La fibromialgia y el poder de la aceptación

La fibromialgia te va a acompañar en tu vida, acéptala pero pon tu las condiciones

La aceptación en la fibromialgia igual que en otras patologías, es el final del proceso para empezar a encontrar la mejoría.

La aceptación se define como la capacidad de mostrarse conforme o tolerante con alguien o con algo aunque no nos guste o no nos convenza, y esa habilidad requiere de un trabajo interior complejo pero que ejercitarlo nos puede cambiar la vida.

Nadie es perfecto

Además de la fibromialgia, existen muchas situaciones a lo largo de nuestra vida que pueden requerir esa interiorización: aceptar que tu pareja no es perfecta, tus hijos, tus padres, tus amigos…eso curiosamente lo sabemos hacer. Damos por hecho que no somos perfectos y cuando alguien querido nos decepciona, generalmente perdonamos y asumimos que no es perfecto, y que el cariño está por encima de eso argumentando que tiene otras muchas virtudes que superan sus defectos o simplemente que es así, en una palabra: lo aceptamos.

¿Y yo? ¿qué pasa conmigo?

Sin embargo, no ocurre lo mismo con nosotros mismos. En general, los seres humanos y especialmente las mujeres, somos muy exigentes con nosotras y nos cuesta permitirnos debilidades, defectos, los errores que cometemos… no somos tolerantes con nosotras mismas, incluso diría porque es un rasgo común que observo en mis pacientes con fibromialgia, que somos nuestra peor enemiga.

La vida nos va moldeando

La experiencia de la vida nos va enseñando cada día y por tanto somos personas diferentes cada minuto que pasa, porque lo que nos ocurre cada día, las conversaciones que tenemos, las personas que conocemos y las circunstancias que vivimos, nos van enseñando y nos van cambiando. Vamos aprendiendo y madurando, y habitualmente aprendemos más con las experiencias negativas que con las positivas.

… y llegaste tu

Y ahora…cuando llega una enfermedad como la fibromialgia, comienzas un nuevo aprendizaje de síntomas, de sentimientos que genera e incluso cambio de hábitos que tienes que llevar a cabo, que es especialmente difícil porque hasta ahora a lo mejor no has tenido ningún problema de salud, y este aparece sin avisar y casi siempre tras un momento difícil de la vida o cuando has acumulado experiencias negativas que han llegado al límite de tu tolerancia. Generalmente, tienes dañada tu autoestima y el dolor físico que aparece está acompañado de un sufrimiento o dolor del alma que son difíciles de separar.

Aquí está la clave

Me voy a permitir darte unos consejos:

Es importante en estos momentos darte una tregua, escuchar tu interior y resetearte. Conocerte, ser más tolerante contigo misma, reflexionar en voz alta o buscar amigas que te escuchen, trabajar tu autoestima y tener palabras agradables para ti, son puntos clave para empezar una nueva vida, la misma que tenías ahora acompañada de la fibromialgia. Con una sensibilidad al dolor que hay que tratar con la medicación que te indique un profesional que te genere confianza y con tu trabajo emocional que te va a ayudar a sentirte mejor.

y el PERDÓN

Y hay algo clave que he dejado para el final. Tenemos la costumbre de mirar hacia atrás, de revisar de forma crítica lo que hemos hecho en algún momento de nuestra vida. Juzgar lo que hiciste en el pasado es muy fácil. Una decisión se toma en un momento de la vida, y ese momento es el que es, no se repite jamás. No debes ser tan dura a posteriori, cuando ya conoces las consecuencias de aquella decisión.  Eso solo nos sirve para sentirte mal. Esa decisión fue la correcta porque en ese momento, tú lo creíste así, porque hiciste lo que pensabas que era lo mejor, aunque después te dieras cuenta que no era lo correcto. Aprende para que nunca te vuelva a pasar, pero no le permitas a nadie que te juzgue, ni siquiera a tí misma. Eso ya forma parte de tu vida y no podemos ni debemos borrarlo. PERDÓNATE y empieza de nuevo.

Y ahora haz igual con tu fibromialgia. Perdónate, acéptala y vive con ella. Escucha tu cuerpo y aprovecha los momentos de tregua para disfrutar de la vida. Esos no van a volver, y no sabes qué te va a deparar la vida…

suerte 😉

Un beso

17 comentarios en “La fibromialgia y el poder de la aceptación”

  1. Aunque no padezco esta enfermedad ,si tengo amigas muy competentes ke la padecen, me encanta las pautas ke habéis dado y no solo me parecen relevantes e importantísimas para la fibromialgia sino para cualquier enfermedad . Os doy las gracias x estas valiosas palabras de autoayuda,son inmejorables.

    • Gracias por tu opinión, Lola. Efectivamente la aceptación es importante en muchísimas facetas de la vida. Me alegra de corazón que te hayan gustado. Un saludo

  2. Buenas, tengo FM y he probado un sinfin de terapias medicas, conductuales, alternativas, imvasivas…
    No encontrado mejoria, y esta me refiero que me pueda encontrar dispuesto para hacer vida normal.
    Lo que tengo claro es que la posible etiología es totalmente de carácter fisico (SNC vegetativo «deficit de la función de neurotrasmisores nociceptores» ). Esta es una de las diversas teorias, pero la verdad es que aun NO se conoce la causa real.

    • Así es David, no se conoce. Hay una teoría de la sensibilización central, pero la realidad que la mejoría sólo se consigue con medicación que regule el dolor y con un trabajo interno de conocimiento propio y aceptación, uno mismo o ayudado por un profesional. Espero que se mejore. Gracias por su comentario y un saludo

    • Gracias por tu opinión, Ana María. Quien mejor se conoce a sí mismo, es uno mismo. Aceptarla mejora la vida, aunque en algunos momentos haya que tomar tratamiento. Me alegra que hayas llegado a ese equilibrio y que te sirvan los consejos. Un saludo

  3. Hola hace poco más de 1 mes q me han diagnosticado fibromialgia lo único q me han dicho esq haga yoga, me han mandado relajantes musculares y antidepresivos. Yo sigo teniendo muchos dolores y me dicen q no hay tratamiento, pero he leído en foros y artículos q si hay tratamiento para mejorar mi médica dice q no. Que lo único esq tengo que cambiar de ritmo de vida lo tengo complicado con 41 años dos niñas pequeñas y mi trabajo de camarera. Estoy agobiada no se por donde tirar.

    • Hola Lourdes. No hay un tratamiento concreto, hay que valorar a la persona para que tome el tratamiento justo para mejorar pero no sentirse mal porque aparezcan muchos efectos secundarios. Efectivamente el yoga va bien y a veces hay que tomar antidepresivos. Podría valorarte en una videoconsulta si estás lejos. Para los pacientes que llegan por el blog o por Facebook tengo un descuento de la consulta online. Tendrías que darte de alta como paciente de Docline y te mandaría un código de descuento. Si tienes alguna duda, te explico todo. Un saludo

  4. Gracias por el consejo yo padezco la enfermedad y cuando me enteré me lamenté y lloré pero bueno la acepté como a mis otras enfermedades y la llevo bastante bien gracias por compartir

Deja un comentario

Call Now Button