Romper el dolor

Todos padecemos dolor en algún momento de nuestra vida. El dolor es el síntoma más frecuente y el más difícil de tratar. Es diferente el dolor que nos aparece de una forma puntual y que pasa relativamente rápido (un golpe, un dolor de garganta, de oídos, de muelas…) del dolor que se cronifica y se queda con nosotros de forma contínua acompañándonos en la vida diaria y por supuesto, interfiriendo en ella.

¿Porqué es tan complicado tratar el dolor?, ¿Porqué hay tan pocos profesionales que sepan o quieran abordarlo?, pues porque el tratamiento del dolor no sólo requiere de formación médica, requiere también una ayuda emocional al doliente (o persona que padece el dolor) que no es fácil realizar.

El dolor conlleva sufrimiento y eso es difícil de gestionar. El sufrimiento es la percepción de ese dolor, es cómo lo sentimos cada persona, y cómo nos afecta a las diferentes facetas que tenemos: como madre/padre/hijo, como trabajador, como deportista, como amigo… porque afecta a todas y cada una de las facetas de nuestra vida.

Ese dolor nos hace comportarnos de una forma diferente, evitar actividades o movimientos que empeoren el dolor… y nos va llevando por un camino casi siempre alejado del que habíamos elegido, dejando a un lado cosas que hemos podido hacer antes y ahora no, o pequeños privilegios que ni siquiera hemos percibido como tales pero que ahora valoramos y no podemos recuperar. Esas pérdidas nos hacen sentirnos peor, hacen que empeore además la percepción de ese dolor, que ya estaba pero que ahora además nos hace sentirnos más tristes.

Todo eso es el sufrimiento que es necesario trabajar para conseguir “romper el dolor”.

Es por eso que inicio esta consulta tan concreta, dedicada especialmente a las pacientes más maltratadas del sistema sanitario, quizá las más difíciles de ayudar porque además de todas sus pérdidas, acarrean el abandono de los profesionales de la salud.

Espero de corazón poder ayudarlas como lo he hecho hasta ahora, pues su éxito en la vida es el mío como profesional.

2 comentarios en “Romper el dolor”

    • Hola Silvia. Es difícil, pero por desgracia es frecuente. Por eso lo importante es mejorarte tu, no esperar la comprensión ni depender de eso. Hay que buscar la solución y ser optimista porque la hay. Cuando estás bien, lo que pasa a tu alrededor también está bien.
      Un saludo

Deja un comentario

Call Now Button